Los abscesos de cuello se definen como procesos de origen infeccioso, que forman colección de material purulento a través de los planos profundos del cuello, formados por fascias, puede involucrar uno o varios de los espacios.

En países desarrollados este padecimiento está más relacionado con la resistencia a los antibióticos, teniendo como origen principal las infecciones de vías aéreas superiores. En países en vía de desarrollo (México) la principal causa continúan siendo las infecciones de origen dentario por mala higiene bucal.

La diabetes mellitus es la principal enfermedad asociada, seguida de otras situaciones de inmunocompromiso como el VIH, LES, IRC y un estado metabólico descompensado.

Los datos clínicos más frecuentes en pacientes con absceso profundo de cuello son:

  • Aumento de volumen en cuello
  • Hiperemia
  • Dolor locorregional
  • Disfagia
  • Odinofagía
  • Disfonía
  • Trismus (limitación de la apertura bucal)
  • Fiebre
  • Edema facial

Peritonsillar abscess on the person’s right. By James Heilman, MD.

Para el diagnóstico, se sugiere realizar radiografía de tórax y  tomografía computarizada (revisar antes valores de urea y creatinina si se empleará contraste) que debe incluir cortes mediastinales hasta la base del tórax, la TAC es el estudio de imagen de mayor utilidad para diagnóstico y plan quirúrgico, valor predictivo positivo de 92% y predictivo negativo de 100%.

Si no se cuenta con TAC se sugiere realizar USG ó RM

Puede haber leucocitosis o leucopenia. Realizar tiempos de coagulación para valoración de empleo de hemoderivados.

Tratamiento farmacológico

Esquema de primera elección: penicilina procaínica 800,000 UI IM cada 12 horas más metronidazol 500 mg VO cada 8 horas durante 10 días.

La GPC recomienda iniciar con cefalosporinas de 3° generación y metronidazol. El tratamiento antibiótico de amplio espectro sin drenaje se utiliza sólo en:

  • Celulitis o absceso localizados a un solo espacio cervical.
  • Sin datos de descompensación metabólica.
  • Sin factores de riesgo asociados.

Microorganismos más frecuentes: Streptococus Viridans, Streptococo beta y alfa hemolítico, Klebsiella Neumoniae, Neisseria, Pseudomona, Peptoestreptococos, Staphylococcus epidermidis, Streptococcus milleri, Ffsobacterias, Bacteroides distasonis, Bacteroides ovatus y Enterobacter cloacae, diferentes anaerobios y frecuentemente cultivos polimicrobianos.

Tratamiento no farmacológico

La mayoría de los abscesos requieren drenaje quirúrgico abierto, debido a que se encuentran dos o más espacios involucrados.

Se sugiere realizar drenaje por punción, colocando sonda o catéter posterior a esto para irrigación y se realiza guiado mediante TAC o USG en abscesos periamigdalinos, submentonianos, retrofaríngeo o submandibulares únicos sin involucro de tejidos adyacentes.

Si se afecta el espacio parafaríngeo se sugiere sea drenado quirúrgicamente de forma urgente por el riesgo de trombosis séptica de la vena yugular interna y embolismos a distintas partes del cuerpo.

Ante difícil acceso a vía aérea se recomienda la intubación traqueal con broncoscopio flexibe y anestesia tópica

Todos los pacientes requieren incapacidad.

 

Con información de: Guía de Práctica Clínica Diagnóstico y Tratamiento del Absceso Profundo de Cuello, México; Secretaria de Salud, 2009

 

Licencia de Creative Commons

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International (CC BY-NC-SA 4.0).

Médico Cirujano y Partero, Residente de Psiquiatría. Tengo mi propia frase, aunque todos somos dueños de las palabras: “Al final del día, es igual de respetable si miras al cielo en busca de Dios, de las estrellas, o ambos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.