Los trastornos de la conducta alimentaria son un grupo de condiciones relacionadas con la perturbación de la imagen corporal y el comportamiento anormal de comer.

La incidencia de anorexia nerviosa reportada en el año 2003 fue de 8.3 por cada 100,000 habitantes y de bulimia nerviosa de 11.5 a 13 por cada 100,000. En el año 2007 la prevalencia a lo largo de la vida fue de 0.6% para anorexia nerviosa y de 1% para bulimia.

En la anorexia nerviosa la persona presenta una aversión al alimento que ocasiona inanición y una incapacidad para permanecer en un peso corporal mínimo, considerado normal para su edad y estatura.

La bulimia nerviosa se caracteriza por comilonas o episodios recurrentes de ingesta excesiva de alimentos (atracón), acompañados por una sensación de pérdida de control. Luego el paciente utiliza diversos métodos para prevenir el aumento de peso corporal (conducta compensatoria): vomitar, uso de laxantes o diuréticos, hacer ejercicio, entre otros.

Estos trastornos se presentan con una razón de prevalencia hombre/mujer de entre 1:6 y 1:10.

Las principales causas de muerte son el suicidio, las arritmias y enfermedades infecciosas.

Prevención primaria.

El perfeccionismo y una autoevaluación negativa son antecedentes comunes.

La gordura se asocia con atributos negativos, sin diferencia de género.

Los factores de riesgo encontrados con más frecuencia son la realización de dietas, obesidad parental, obesidad infantil del paciente y menarca temprana.

Los padres que presentan una preocupación excesiva sobre el peso y figura de sus hijos y que buscan cambiar la apariencia de aquéllos son un factor de riesgo para la expresión de conductas patológicas en relación con la comida y la autoimagen.

Tamizaje.

Existen varias herramientas de cribado (SCOFF, EAT, ChEAT, BULIT). En nuesto medio se recomienda utilizar el Cuestionario de Conductas Alimentarias de Riesgo (CAR) al estar diseñado y validado para población mexicana.

Diagnóstico.

Anorexia nerviosa.

Criterio A: la persona con anorexia nerviosa mantiene un peso corporal por debajo del nivel normal mínimo para su edad y talla.

Cuando se presenta al inicio de la adolescencia puede haber sólo falta de aumento de peso. El peso de la persona es inferior a 85% del peso considerado normal para su edad y talla.

En la CIE-10 se especifica que el individuo debe tener un índice de masa corporal (IMC) ≤ 17.5 kg/m2.

Gravedad según IMC:

  • Leve: ≥ 17 kg/m2.
  • Moderado: 16 a 16.99 kg/m2.
  • Grave: 15 a 15.99 kg/m2.
  • Extremo: < 15 mg/m2.

Criterio B: las personas con este trastorno tienen un miedo intenso a ganar peso o a convertirse en obesas.

Este miedo no desaparece aunque el individuo pierda peso y, de hecho, va aumentando aunque el peso vaya disminuyendo.

Criterio C: Hay una alteración de la percepción del peso y de la silueta corporal.

Algunas personas se observan a sí mismas obesas, mientras otras se dan cuenta de que están delgadas, pero continúan preocupándose porque algunas partes de su cuerpo (en especial el abdomen, nalgas y muslos) les parecen gordas.

-GPC

Se deben hospitalizar pacientes que presenten:

  • IMCmenor a 13.
  • Pérdida de peso mayor a 1 kg por semana.
  • Vómitos diarios.
  • Uso excesivo de laxantes.
  • Temperatura corporal inferior a 34° C.
  • Intervalo QT corregido prolongado u otra alteración en EKG.
  • Debilidad muscular que impide levantarse de la posición de cuclillas sin emplear los brazos.
  • Frecuencia cardíaca inferior a 40.
  • Presión sistólica inferior a 80 mm/Hg
  • Alteraciones en la biometría hemática o química sanguínea.
  • Disminución de la capacidad cognitiva.
  • Ideación suicida.

Suele iniciar en la adolescencia. Es frecuente la amenorrea.

Tratamiento.

La psicoterapia cognitivo conductual y familiar son las más eficaces.

Los fármacos no han demostrado eficacia y de forma oficial ninguno está aprobado para tratar este diagnóstico.

-CTO

Bulimia nerviosa.

Criterio A1: se define atracón como el consumo a lo largo de un período corto de tiempo de una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de los individuos comerían.

Los individuos con este trastorno se sienten generalmente muy avergonzados de su conducta e intentan ocultar los síntomas. Los atracones se realizan por lo normal a escondidas o lo más disimuladamente posible.

Criterio A2: los atracones se acompañan también de sensación de falta de control. Tienen dificultad para evitar los atracones o para acabarlos.

Criterio B: presencia de conductas compensatorias inapropiadas para evitar la ganancia de peso.

La más habitual es la provocación del vómito. Este método de purga lo emplean 80 a 90% de los sujetos que acuden a los centros clínicos para recibir tratamiento.

Otras conductas de purga son el uso excesivo de laxantes y diuréticos. Aproximadamente un tercio de las personas con este trastorno toma laxantes después de los atracones.

Criterio C: los atracones y las conductas compensatorias inapropiadas deben producirse al menos un promedio de dos veces a la semana durante un período de 3 meses.

Criterio D: ponen demasiado énfasis en el peso y la silueta corporales al autoevaluarse, y estos factores son los más importantes al determinar su autoestima.

Criterio E: No debe realizarse el diagnóstico si la alteración aparece en el curso de una anorexia nerviosa.

Por facilidad de uso clínico, validez y disponibilidad en español, se recomienda utilizar la entrevista semiestructurada MINI-PLUS, sección M en ambos padecimientos.

Suele ser de inicio más tardío (mayores de 20 años).

Considerar que los vómitos producen alcalosis hipoclorémica. No es frecuente la amenorrea.

-GPC

Tratamiento.

Se basa en la psicoterapia y control nutricional.

Los inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina (fluoxetina) a dosis altas son útiles para disminuir la frecuencia de atracones.

Recientemente se propone el uso de topiramato.

-CTO

Comorbilidades.

Las comorbilidades psiquiátricas más frecuentes son:

  • Trastornos relacionados con sustancias: 40%
  • Trastornos de ansiedad: 40%
  • Trastorno obsesivo compulsivo: 40% en anorexia nerviosa
  • Trastornos de la personalidad: 30%
  • Trastornos del control de los impulsos
  • Conductas suicidas

-GPC

Con información de: 1. Prevención y diagnóstico oportuno de los trastornos de la conducta alimentaria: anorexia nerviosa y bulimia nerviosa en el primer nivel de atención. México: Secretaría de Salud; 21/Marzo/2013.

2. Trastornos de la alimentación. Psiquiatría. Manual CTO de Medicina y Cirugía, ENARM – México. 4° edición. 2018.

Licencia de Creative Commons

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International (CC BY-NC-SA 4.0).

Médico Cirujano y Partero, Residente de Psiquiatría. Tengo mi propia frase, aunque todos somos dueños de las palabras: “Al final del día, es igual de respetable si miras al cielo en busca de Dios, de las estrellas, o ambos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.