La OMS define a las caídas como la “consecuencia de cualquier acontecimiento que precipite al paciente al suelo en contra de su voluntad”.

Hay cuatro síndromes que con frecuencia los médicos no pesquisan. Son los llamados gigantes de la geriatría, estos son:

  1. Incontinencia urinaria.
  2. Demencia.
  3. Inmovilidad.
  4. Caídas.

Las caídas son la fuente más importante de morbilidad y mortalidad para los adultos mayores.

La prevalencia de caídas en el adulto mayor varía del 30 al 50%, con una incidencia anual de 25 a 35%. Del 10 al 25% provocan fracturas, 5% requiere hospitalización. 

Las caídas representan el 30% de las causas de muerte en personas mayores de 65 años.

De acuerdo a la edad y estado de salud, 1 de cada 3 adultos mayores sufre una caída al año.

La demencia eleva al doble el riesgo de caídas.

47.2% de los pacientes con demencia presentan caídas versus 20.5% de los ancianos sin demencia.

El 85% de personas mayores de 65 años, utiliza al menos un fármaco prescrito por un facultativo y el consumo medio oscila entre 4 y 8 fármacos por persona, con un consumo máximo de 18 fármacos al día. Siendo el grupo de pacientes institucionalizados en el que se presenta el consumo mayor de medicamentos.

De los fármacos usados por los adultos mayores que sufren caídas, es más frecuente el uso de benzodiacepinas y neurolépticos. Sin diferencia en el uso de antidepresivos y vasodilatadores.

Las causas de caída en el adulto mayor institucionalizado son:

  1. Debilidad general: 31%
  2. Peligros ambientales: 25%
  3. Hipotensión ortostática: 16%
  4. Medicamentos: 5%
  5. Enfermedad aguda: 5%
  6. Alteraciones en la marcha o balance: 4%
  7. Desconocidas: 10%

Los adultos mayores que tienen hipersensibilidad del seno carotideo cardioinhibidor presentan pausas cardiacas que son causa de caídas inexplicables.

Las caídas son más frecuentes en mujeres que en hombres, con una relación 2.7 a 1.

En relación al sexo, el 62% de las caídas en casa ocurren en mujeres y el
26% de los varones sufren caída en la vía pública.

Los factores mayormente asociados a caídas son la discapacidad visual (82%) y para deambular (57%).

25% de los adultos mayores que sufren fractura de cadera quedan funcionalmente dependientes.

El tipo de lesión más frecuente en las caídas son:

  1. Contusión: 99.5%
  2. Equimosis: 97%
  3. Fractura no expuesta: 87%

Las estructuras más lesionadas son:

  1. Cadera: 50%
  2. Cabeza y cara: 24%
  3. Mano: 10%
  4. Hombro: 9%
  5. Tobillo: 9%

El lugar de la casa en que ocurren con mayor frecuencia las caídas son:

  1. Recámara: 27%
  2. Patio: 21%
  3. Baño: 14%
  4. Escalera: 13%
  5. Cocina: 10%

Los mecanismos de caída son:

  1. Resbalón: 39%
  2. Tropiezo: 27%
  3. Pérdida de equilibrio: 23%

El 50% de pacientes que caen, presentan síndrome postcaída (miedo a caer de nuevo).

Los factores de mal pronóstico en los adultos mayores que sufren caída son la edad avanzada, permanencia por tiempo prolongado en el suelo, sexo femenino, pluripatología, polimedicación y el deterioro cognitivo.

El Tai-Chi-Chuan puede reducir el número de caídas en los ancianos.

La evaluación de la seguridad domiciliaria (ubicación, alfombras, escaleras, muebles, barandales, iluminación) acompañado con programas de educación sin derivación y seguimiento posterior por el médico no reducen la incidencia de caídas.

El programa de intervención multifactorial incluye lo siguiente:

  1. Entrenamiento para mejorar fuerza y balance.
  2. Evaluar e intervenir en los riesgos de casa.
  3. Evaluar y tratar el déficit visual.
  4. Revisar la medicación realizando modificaciones y/ó retiro.

Los programas de ejercicio deberán adaptarse a las capacidades aeróbicas, musculares y articulares del paciente, con una intensidad que no debe superar el 70 a 80% de la frecuencia cardiaca máxima.

Prevención primaria: son las medidas tendientes a evitar la aparición de caídas.

Prevención secundaria: debe ser dirigida al adulto mayor que ha caído en alguna ocasión debiendo establecer medidas correctoras multidisciplinarias.

Prevención terciaria: se deben minimizar las consecuencias funcionales
de la caída una vez producida.

Con información de: “Prevención de Caídas en el Adulto Mayor en el Primer Nivel de Atención”. México: Secretaría de Salud; 2008.

Licencia de Creative Commons

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International (CC BY-NC-SA 4.0).

Médico Cirujano y Partero, Residente de Psiquiatría. Tengo mi propia frase, aunque todos somos dueños de las palabras: “Al final del día, es igual de respetable si miras al cielo en busca de Dios, de las estrellas, o ambos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.