El cáncer de laringe es la transformación de células normales a anormales y su multiplicación desordenada, que además tiene la capacidad de invadir tejidos cercanos y diseminarse a otras regiones a través del sistema circulatorio y linfático; puede originarse en cualquier parte de la laringe (supraglotis, glotis y subglotis).

En nuestro país el cáncer de laringe ocupa el primer sitio de tumores malignos del tracto aéreo digestivo superior, seguido por el de cavidad oral, ambos atribuibles al tabaquismo y consumo de alcohol.

El 95% del cáncer de laringe corresponde al carcinoma epidermoide; es más frecuente en hombres entre los 60 y 70 años de edad con antecedentes de tabaquismo e ingesta de bebidas alcohólicas; así como en trabajadores que están expuestos a sustancias como pinturas, metales y plásticos.

Alrededor del 15% es causado por infección por virus, por lo que también se ha visto en pacientes jóvenes con más frecuencia a lo largo del tiempo.

La combinación de tabaquismo y consumo de alcohol incrementa el riesgo de desarrollar cáncer laringeo.

Tumor Laryngis. By Maksim.

Dejar de fumar es la medida más efectiva para prevenir el cáncer laríngeo.

Una ingesta alta de carne roja, procesada y comida frita, incrementan también el riesgo. Por otro lado, una dieta mediterránea (frutas cítricas, vegetales [específicamente jitomates], aceite de oliva y pescado) disminuye a la mitad el riesgo de cáncer laríngeo.

Otros factores de riesgo son la enfermedad por reflujo gastroesofágico, uso continuo de incienso (por tiempos > 45 años), uso de carbón como combustible dentro del hogar (por > 50 años), exposición a níquel, asbesto, diesel y aserrín.

Clínica

Los síntomas típicos incluyen:

  • Disfonía (síntoma temprano en el cáncer de glotis)
  • Disfagia y/u odinofagia ([supraglóticos] por involucro de la base de la lengua o hipofaringe)
  • Tumor cervical
  • Otalgia
  • Disnea ([raros, subglóticos] cuando se involucran las cuerdas vocales o hay enfermedad voluminosa)
  • Broncoaspiración

 

Diagnóstico

La biopsia por aspiración con aguja fina (BAAF) deberá realizarse en caso de existir adenopatía, tumoración o masa cervical. Tiene una precisión del 94%.

La esofagoscopia y broncoscopía rutinaria en ausencia de síntomas específicos, tienen un beneficio mínimo.

Todos los pacientes con cáncer de cabeza y cuello, deben tener una faringolaringoscopía directa y telerradiografía de tórax, con una endoscopía dirigida a los síntomas, cuando esté indicada.

A través de esto se realizará biopsia.

Se debe utilizar TAC o RM del sitio del tumor primario para ayudar a definir el estadio T y N. La excepción son los tumores T1, ya que no hay evidencia que mejoren la exactitud de la tipificación.

La falta de movilidad cordal etapifica a los pacientes como T3.

La TAC es más exacta en la detección de metástasis infrahioideas y la RM es más específica para el involucro metastásico perivisceral.

La PET-CT se recomienda en casos de recurrencia, metástasis y ganglios bilaterales en pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello en etapa avanzada de la enfermedad III y IV donde la imagen convencional puede confundirse.

Los datos de mal pronóstico son:

  • Tumor de alto grado
  • Invasión > 4 mm de profundidad
  • Variantes basaloide y células en huso (“spindle”)
  • Patrón de crecimiento no cohesivo
  • Distancia < 1 mm entre el tumor y el margen quirúrgico
  • Tumor supraglótico tiene peor pronóstico que los glóticos
  • Tumor en hipofaringe presenta peor pronóstico que los de laringe
  • Metástasis ganglionares

Larynx cancer. By Paweł Kuźniar (Jojo_1, Jojo).

Tratamiento

La función es lo más importante a considerar en la planeación del tratamiento.

El tratamiento es quirúrgico si es posible y depende del tumor.

El cisplatino es el agente recomendado como quimioterapia de elección (no en monoterapia).

Estadios T1, T2, N0

Se realiza cirugía conservadora por vía externa o transoral endoscópica con láser CO2:

  • Cordectomía en tumores glóticos
  • Laringuectomía parcial horizontal supraglótica en tumores supraglóticos

Se recomienda añadir radioterapia ante efectos adversos como un borde positivo.

Puede utilizarse como primera elección en tumores T1y T2 N0M0 glóticos.

Estadios T3, N0; T1-T3, N1-3 y  T4a, cualquier N

Siempre que sea posible se realizará cirugía pacial (larinquectomía casi total, laringuectomía con reconstrucción epiglótica de Tucker, laringuectomía supracoidea con cricohiodopexia) con quimio radioterapia concomitante. Si no es posible se recomienda la laringuectomía total, se puede acompañar con radioterapia.

Son candidatos a preservación laríngea en estadios III y IV, menores de 70 años, sin metástasis, cuando el tumor primario es irresecable y siempre y cuando la vigilancia de la toxicidad de la quimioterapia podrá ser monitoreada de cerca.

Todos los pacientes con recidiva locorregional serán tratados con quimioterapia. Si es posible la resección deberá ser llevada a cabo.

Ante enfermedad metastásica se recomienda el esquema de platino + 5-fluorouracilo + cetuximab.

La recaída más frecuente ocurre en los 2 primeros años de seguimiento, es en el 70 a 80% de los casos de forma local.

 

Con información de: Diagnóstico y Tratamiento del Carcinoma Epidermoide de Laringe, México. Secretaría de Salud, 2010. 2. Otorrinolaringología ENARM – México. Manual CTO de Medicina y Cirugía, 3° Edición. 

 

Licencia de Creative Commons

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International (CC BY-NC-SA 4.0).

Médico Cirujano y Partero, Residente de Psiquiatría. Tengo mi propia frase, aunque todos somos dueños de las palabras: “Al final del día, es igual de respetable si miras al cielo en busca de Dios, de las estrellas, o ambos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.