La población pediátrica, en especial entre el primer y segundo años de vida tienen el hábito de llevarse todo a la boca, junto a que carecen de molares por su edad, están predispuestos a aspirar objetos, mientras que los niños entre 2 y 5 años tienden a explorar el mundo que les rodea e instintivamente introducen objetos a su boca, los más frecuentes son:

  • Cacahuetes
  • Cereal
  • Granos de maíz
  • Frijoles
  • Semillas
  • Piezas de alimento semi-molido (manzana, res, palomitas, embutidos)
  • Objetos metálicos o de plástico (agujas, botones, aretes, juguetes)

Debe evitarse que los niños jueguen con globos ya que ocasionan efecto de válvula ocasionando muerte súbita.

Los objetos orgánicos son más fácilmente aspirados por lactantes y preescolares mientras que los inorgánicos son los más fácilmente aspirados por escolares. Se recomienda no ofrecer alimentos duros o semillas a menores de 3 años ya que aumentan el riesgo de aspiración.

Se presenta con más frecuencia en el sexo masculino en relación 2:1, otros factores de riesgo son el retraso mental, convulsiones, anormalidades estructurales o fisiológicas del esófago, entre otras.

Imagen 1: Rx de tórax A.P. Lactante de 18 meses. Tornillo en bronquio intermediario derecho.

La localización más frecuente:

  1. Bronquio principal derecho 34%
  2. Bronquio principal izquierdo 29%
  3. Tráquea 18%
  4. Carina 6%
  5. Bronquios terminales derecho 6%
  6. Bronquios terminales izquierdos 4%

La presentación y diagnóstico en las primeras 24 horas, ocurre en el 50 a 75% de los casos.

Clínica

La triada clásica de sibilancias, tos y disminución de los ruidos respiratorios no está universalmente presente.

El paciente puede presentar también sensación de cuerpo extraño, dificultad para hablar, náuseas y obstrucción completa de la vía aérea. En caso de complicaciones pueden aparecer fiebre, hemoptisis, neumonía, abscesos pulmonares, atelectasias, hemotórax, neumotórax, perforación, mediastinitis, fístula e incluso la muerte.

Puede ocurrir muerte súbita si el objeto se enclava en la glotis. Si pasa a la laringe ocasiona estridor, tos, disfonía y tiraje intercostal.

Si pasa a tráquea o bronquios mejora el cuadro inicial, el niño recupera la voz, la dificultad respiratoria mejora aunque puede persistir el tiraje intercostal, la respiración ruda y la asimetría del murmullo vesicular, pueden existir sibilancias, tos crónica con o sin expectoración de moco, si el objeto se aloja en la carina presentan hipoventilación o sibilancias bilaterales.

Imagen 2: Escolar de 6 años. Carro de cierre impactado en bronquio fuente derecho.

Diagnóstico

Es clínico, a través de una detallada historia clínica.

En radiografías se observa:

  1. Híper claridad en el 42%
  2. Atelectasia en 27%
  3. Opacidad en algún segmento pulmonar 8%
  4. Infiltración 8%

Una placa normal no excluye en diagnóstico, en el 12% de pacientes no se encuentran anormalidades.

Ante alta sospecha en un paciente previamente sano que súbitamente presenta sintomatología respiratoria, se debe realizar broncoscopia directa, previa historia clínica y radiografías de control.

Complicaciones post broncoscopía: broncoespasmo, laringoespasmo, atelectasias, infecciones, enfisema mediastinal y subcutáneo, siendo las más frecuentes el edema laríngeo y el sangrado.

Imagen 3: Lactante de 8 meses. Clavo en tronco basal lóbulo inferior derecho.

Tratamiento

El método de elección para extracción de cuerpos extraños en niños es la broncoscopia rígida.

La decisión del uso de broncoscopio rígido o flexible depende de la experiencia del operador y el equipo de salud.

Debe evitarse la manipulación innecesaria del paciente y el llanto ya que incrementan el esfuerzo respiratorio y pueden movilizar el cuerpo extraño con posible oclusión de la vía aérea. Se recomienda mantenerlo semi sentado e indicar ayuno, de ser necesario también se indican sedación e intubación orotraqueal.

Si persisten los síntomas clínicos y radiográficos se repite la broncoscopia en busca de residuos o de otro cuerpo extraño.

_____________________________________________

Se sospecha la presencia de cuerpos extraños intranasales ante una rinorrea unilateral purulenta y fétida con obstrucción. Si se presenta en el adulto hay que descartar un carcinoma nasosinusal.

Se observa mediante rinoscopía anterior o fibroscopia nasal y a veces en la radiografía (si se calcifican foma rinolitos o en caso de ser metálicos).

Se extraen con gancho abotonado, no se utilizan pinzas y nunca empujando.

_____________________________________________

 

Con información de: 1. Extracción de cuerpos extraños en vía aérea en niños de 2 a 12 años en el tercer nivel de Atención. México: Secretaría de Salud, 2011. 2. Manual CTO de Medicina y Cirugía. 3° Edición. ENARM-México. Otorrinolaringología. Imágenes: Prado A., Francisco, Yáñez P., Johnny, Boza C., M. Lina, Herrera O., Patricio, Guillén B., Byron, Hernández N., Helio, & Quezada E., Gerardo. (1999). Obstrucción de la vía aérea por cuerpo extraño: Manejo endoscópico combinadoRevista chilena de pediatría70(5), 398-404. https://dx.doi.org/10.4067/S0370-41061999000500006

Licencia de Creative Commons

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International (CC BY-NC-SA 4.0).

Médico Cirujano y Partero, Residente de Psiquiatría. Tengo mi propia frase, aunque todos somos dueños de las palabras: “Al final del día, es igual de respetable si miras al cielo en busca de Dios, de las estrellas, o ambos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.