Localización más frecuente de lesiones desmielinizantes en IRM Periventricular (alrededor de sistema ventricular), yuxtacortical (junto a corteza cerebral), infratentorial (debajo de la tienda del cerebelo). By DraazucenaDL.

Es una enfermedad crónica, inflamatoria, desmielinizante del sistema nervioso central y constituye una de las causas más comunes de incapacidad neurológica en el adulto joven (generalmente entre 20 a 45 años).

Se desconoce su etiología.

Se caracteriza por la recurrencia de eventos neurológicos en distintas áreas del sistema nervioso central con grado variable de recuperación.

Factores epidemiológicos relacionados con la enfermedad:

  • Ascendencia caucásica.
  • Sexo femenino (60%).
  • Adulto joven.
  • Episodio previo de neuritis óptica.
  • Familiares de primer grado con diagnóstico previo de esclerosis múltiple.

Las manifestaciones clínicas son variable, se distinguen cuatro formas evolutivas:

  1. Forma remitente en brotes (85%).
  2. Forma secundariamente progresiva.
  3. Forma primaria progresiva.
  4. Forma progresiva recurrente.

Los síntomas sensitivos (61%) son los más frecuentes, incluyen parestesias (24%) o hipoestesias (37%) de distribución variable. También se presentan: visión borrosa por neuritis óptica (36%), debilidad y otros síntomas motores (35%), diplopía (15%) y Ataxia (11%).

El escotoma cecocentral y el dolor a la movilización ocular deben hacernos pensar en neuritis óptica, en un adulto joven.

Diagnóstico.

Es clínico, se realiza en base a los criterios revisados de McDonald. Sin embargo, es la forma de evolución en cada caso la que definirá el tipo clínico de la enfermedad.

© Copyright CENETEC

A todo paciente con sospecha de esclerosis múltiple debe de realizarse un estudio de resonancia magnética (detecta lesiones en el 95%, mejor prueba diagnóstica) de encéfalo con gadolinio intravenoso.

La alteración más característica es la aparición de áreas de desmielinización bien delimitadas a nivel del sistema nervioso central, preferentemente a nivel periventricular y subpial, así como en el tronco encefálico, médula espinal y nervio óptico.

Hasta en el 95% de pacientes estarán presentes bandas oligoclonales de IgG en el líquido cefalorraquídeo, pero no son específicas de la enfermedad.

Tratamiento.

La meta es prevenir recaídas y enlentecer la progresión de la enfermedad.

Es benéfica la administración de glucocorticoides (metilprednisolona) en el tratamiento agudo de la enfermedad (3 a 5 días, durante los brotes).

Todo paciente con diagnóstico de esclerosis múltiple, patrón clínico brote-remisión debe recibir tratamiento modificador de la enfermedad con interferón beta 1a o 1b o acetato de glatirámero.

El síndrome clínico aislado de alto riesgo puede tratarse con acetato de glatirámero o interferón b (1a o 1b) o azatioprina.

Con información de: 1. Diagnóstico y tratamiento de pacientes con primer brote y sospecha de esclerosis múltiple. México: Secretaría de Salud; 2008. 2. Tratamiento Modificador de Enfermedad en Pacientes con Diagnóstico de Esclerosis Múltiple. México, Secretaría de Salud, 2010.

Licencia de Creative Commons

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International (CC BY-NC-SA 4.0).

Médico Cirujano y Partero, Residente de Psiquiatría. Tengo mi propia frase, aunque todos somos dueños de las palabras: “Al final del día, es igual de respetable si miras al cielo en busca de Dios, de las estrellas, o ambos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.