Es un tema complejo y no tanto, a estas alturas ya deberíamos ser capaces de ver la vida desde un enfoque más orientado a lo espiritual.

Schopenhauer (1788-1860) nos habla de forma muy clara sobre lo que a su visión representa la felicidad.

A pesar que han pasado una buena cantidad de años, parece que en general la mayoría de personas está cada vez más lejos de encontrar un estado sostenido de felicidad.

O ausencia de dolor.

Se involucran 3 variables:

  1. Lo que eres.
  2. Lo que tienes.
  3. Lo que representas.

Siendo el primero el fundamental, la capacidad de encontrar la magia en un paisaje cualquiera, saber discriminar lo esencial de lo vulgar.

Un espiritu superior tiene lo que necesita para ser feliz dentro de sí mismo, por tanto lo que sucede a su alrededor tiene poca o nula influencia sobre su estado.

Lo que eres también viene otorgado por la salud física, y si esta falta todo se puede venir abajo aunque sea momentáneamente.

Lo que tienes y representas es un arma de doble filo y nunca tan importantes.

Por lo tanto es una inversión cultivar lo que eres, prestarle mayor atención a tu salud física y mental ya que ello te permitirá valorar lo que quieres o verdaderamente necesitas y darle menor importancia a lo que representas, ya que ello se encuentra en la mente de terceros y sin duda no vale la pena esforzarse en cabezas ajenas muchas veces necias.

OctavioRomán.

Médico Cirujano y Partero, Residente de Psiquiatría. Tengo mi propia frase, aunque todos somos dueños de las palabras: “Al final del día, es igual de respetable si miras al cielo en busca de Dios, de las estrellas, o ambos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.