This patient presented with a case of a periorbital fungal infection known as mucormycosis, or phycomycosis. By CDC/Dr. Thomas F. Sellers/Emory University.

La mucormicosis se manifiesta por una variedad de diferentes síndromes en humanos, particularmente en pacientes inmunocomprometidos y aquéllos con diabetes mellitus.

Las infecciones rino-órbito-cerebrales y pulmonares son los síndromes más frecuentes, se adquieren por la inhalación de esporas..

Está causada principalmente por los siguientes géneros de hongos:

  • Rhizopus,
  • Mucor, y
  • Rhizomucor.

En personas sanas, los cilios transportan las esporas a la faringe donde son expulsadas a través del tracto gastrointestinal. En individuos susceptibles, lainfección usualmente inicia en las turbinas nasales o los alveólos. Los agentes involucrados en la mucormicosis son angioinvasivos. La deferoxamina incrementa el riesgo por promover el crecimiento y patogenicidad.

Factores de riesgo.

  • Diabetes mellitus,
  • Tratamiento con glucocorticoides,
  • Neoplasias malignas hematológicas,
  • Trasplante de céulas hematopoyéticas,
  • Trasplante de órgano sólido,
  • Tratamiento con deferoxamina,
  • Sobrecarga de hierro,
  • ETS,
  • Uso de drogas I.V.,
  • Trauma o quemaduras,
  • Desnutrición

Clínica.

Se caracteriza por zonas infartadas y necrosadas de los tejidos hospederos, resultado de la invasión vascular por parte de las hifas.

La presentación clínica más común es la mucormicosis rino-órbito-cerebral.

A menudo se presenta como un cuadro agudo de sinusitis con fiebre, congestión nasal, descarga purulenta, dolor de cabeza y de senos paranasales. Todos los senos se ven involucrados, y se disemina a estructuras contiguas como el paladar, la órbita y el cerebro, usualmente progresa rápidamente en el transcurso de unos cuantos días.

Los signos de involucro orbital incluyen el edema periorbital, protosis y ceguera.

Los signos y síntomas observados en la forma rino-órbito-cerebral, son los siguientes:

  • Fiebre: 44%,
  • Ulceración nasal o necrosis: 38%,
  • Edema facial o periorbital: 34%,
  • Visión disminuida: 30%,
  • Oftalmoplejía: 29%,
  • Sinusitis: 26%,
  • Dolor de cabeza: 25%.

Y es más comúnmente causada por Rhizopus oryzae.

Diagnóstico.

Requiere alta sospecha clínica, se basa en la identificación de los organismos en tejidos afectados mediante histopatología con confirmación de cultivos.

En ocasiones no es posible lograr un cultivo positivo, se pueden emplear también técnicas como la PCR.

Para la variedad rino-órbito-cerebral se sugiere una tomografía computarizada (TC) como estudio inicial, ya que es más rápida y sensible que la resonancia magnética (RM) para evaluar erosiones óseas.

Tratamiento.

Incluye una combinación de debridación quirúrgica y terapia antifúngica además de la eliminación o control de los factores de riesgo para infección, como la hiperglicemia, acidosis metabólica, deferoxamina, inmunosupresores y neutropenia.

La anfotericina B (de formulación lípida) es el medicamente de elección para la terapia inicial.

El posaconazol o isavuconazol se pueden utilizar para continuar la terapia en caso de buena respuesta a la anfotericina B, o bien como terapia de rescate en aquellos que no la toleraron o tuvieron mala evolución.

Pronóstico.

El pronóstico es malo, la mortalidad de la forma rino-órbito-cerebral va del 25 al 62% siendo optimistas y ante una infección confinada a los senos paranasales.

La forma pulmonar es aún peor con tasas de mortalidad de hasta el 87%.

La mucormicosis diseminada tiene una mortalidad del 90 al 100%.

Con información de: Mucormycosis (zygomycosis). 2019. Gary M Cox, MD, Carol A Kauffman, MD, Anna R Thorner MD. UpToDate. Wolters Kluwer.

Médico Cirujano y Partero, Residente de Psiquiatría. Tengo mi propia frase, aunque todos somos dueños de las palabras: “Al final del día, es igual de respetable si miras al cielo en busca de Dios, de las estrellas, o ambos.”