Entre otras cosas, nos permitió darnos cuenta de que no sólo pasa en México, que la mayoría de la política actual, especialmente de derecha es un chiste de muy mal gusto. Que como especie hemos avanzado muy poco, casi nada, absolutamente nada o que incluso vamos en retroceso en las cuestiones más fundamentales.

Las declaraciones tan barbáricas que lastimosamente han emitido algunos españoles (y mexicanos) respecto al tema no parecen ser parte de una jugada política bien elaborada, huelen al peor de los racismos y sentimientos de superioridad, que irónicamente demuestran lo contrario.

¿Cuál es la diferencia entre una persona sin hogar y el rey?

  • Primero la suerte, después la cuna.

No son problemas de esas naciones con figuras tan anticuadas sino de la humanidad misma, que ha cometido infinidad de errores y no tiene interés en comprenderlos, reconocerlos y aprovecharlos.

El comportamiento de nuestra especie en general, y de cómo y por quiénes se conduce el mundo es algo totalmente kafkiano.

Yo no me avergonzaría en especial por ser mexicano o español, me avergüenza ser tan humano, por mí propia vida y también por algunas otras que son una verdadera tragedia por su calidad de pensamiento y comportamiento. Aún así, en el desarrollo de cada persona intervienen factores no replicables por lo que deberíamos juzgarnos en conjunto más que de forma individual.

Desde cuestiones tan básicas nos desnudamos por completo, dejando ver nuestro raquítico ser, ¿será que el comportamiento del ser humano es en su base fundamentalmente estúpido? Y sólo algunos cuantos han logrado superponer una calidad de juicio suficiente como para ocultarlo, aunque fuera no siempre y tampoco del todo. No lo creo, sin duda tenemos potencial para lograr grandes cosas, parece que se trata más bien de una estupidez inculcada y un poco de instinto en terrible combinación con nuestro conformismo.

En esencia me parece correcta la postura y el reclamo de la presidencia de López Obrador, si fue una buena forma o buen momento, no lo sé.

¿España debería disculparse? Sería un gesto de caballeros, y recordemos que la carta fue enviada al mismísimo rey.

¿La iglesia debería disculparse? Debería disculparse por haber existido en primer lugar, y luego desaparecer.

Deberíamos discuparnos todos, por todo.

OctavioRomán.

Médico Cirujano y Partero, Residente de Psiquiatría. Tengo mi propia frase, aunque todos somos dueños de las palabras: “Al final del día, es igual de respetable si miras al cielo en busca de Dios, de las estrellas, o ambos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.